Divorcio ante Notario habiendo hijos menores

Divorcio notarial con hijos

El año pasado se anunció la aprobación de la nueva ley del divorcio notarial en donde se permite formalizar tanto el matrimonio como el divorcio ante la figura del notario (no obstante, este último tiene que ser de mutuo acuerdo y no tienen que existir hijos menores o que estén incapacitados legalmente).

Poco a poco estamos empezando a asimilar esta nueva ley y ya se nos vienen a la mente toda una serie de consideraciones sobre si realmente es interesante decantarse por la acción del “divorcio notarial España” o si simplemente deberíamos decantarnos por la opción de toda la vida: el juzgado.

Queremos profundizar en este tema y también resaltar la importancia de contar con la figura de un abogado (incluso hasta de dos) para hacer las cosas bien y no quedarnos con dudas sobre cualquier punto que pueda considerarse como conflictivo.

Divorcio ante Notario: hijos menores y abogados

Lo primero que se debe de considerar en un proceso de divorcio notarial es que este va tener un coste que puede que no se ajuste al presupuesto que teníamos en la mente. A fin de cuentas, estamos pagando por el trabajo de una persona que se va a encargar de dar fe sobre el procedimiento y, lógicamente, esto tiene un coste asociado.

Notarios divorcio
Notarios divorcio

Algunas personas han criticado duramente esta ley porque piensan que es una especie de iniciación a la privatización de la justicia. Sin embargo, nosotros pensamos que no es así por tres motivos diferentes:

En primer lugar, que el notario realmente no es algo privado.

En segundo lugar, es cierto que la justicia es pública, aunque en ningún caso es gratuita.

En tercer lugar, en todo momento estamos hablando de una opción, en ningún caso nos referimos a una obligación. Es decir, que, si no queremos decantarnos por la opción de divorcio notarial,tenemos la opción del juzgado.

El problema con la presencia de hijos

El principal objetivo de la ley de divorcio notarial España 2015 es precisamente poder aliviar la carga que existe en los juzgados. Muchas personas tienen que esperar varios meses hasta que se les comunica la resolución de su caso en particular. Con un notario, el tiempo se reduce sensiblemente.
Ahora bien, en el caso de que existan hijos, un notario no puede ejercitar su acción en el proceso del divorcio. En este caso, un “divorcio notarial con hijos” es imposible.

Divorcio notarial España
Divorcio notarial España

También hay una pequeña consideración que muchos han tildado de absurda: en el caso de que existan hijos que sean mayores de 18 años (tanto de los dos cónyuges como de cada uno individualmente), éstos tendrán que dan su consentimiento en el proceso de la resolución del proceso.

Es decir, que, si no están conformes con que los progenitores se vayan a divorciar, no darán su visto bueno y el proceso del notario quedará invalidado.
Lo único que se consigue con esto es poner trabas a un procedimiento que, por lo general, debería ser mucho más sencillo.
Por otra parte, en el caso de que se tenga a un hijo incapacitado judicialmente, tampoco se podrá formalizar el divorcio notarial; estaremos en la misma situación que si tuviéramos un hijo menor de edad.

Algunas recomendaciones para facilitar el proceso del divorcio notarial España

En el momento en el que nos encontramos delante del notario, este nos exigirá un abogado que esté presente durante todo el procedimiento. Como ya hemos comentado anteriormente, se trata de una figura imprescindible ya que se encargará de poder aclararnos a quien tipo de punto que pueda ser complicado de entender. Además, también nos garantizarán que se va a cumplir la ley de manera estricta.

El divorcio ante notario con hijos
El divorcio ante notario con hijos

No obstante, para conseguir facilitar este proceso, nosotros no te recomendamos sólo la presencia un abogado, sino que debería de haber dos (y, a ser posible, de diferentes despachos). Cada uno de ellos tendría que encargarse de asesorar a los diferentes conyugues. Además, también deberían de aconsejar de manera que no sólo se protegiese a los propios cónyuges y no que también lo hicieran con sus hijos.

Por supuesto, aunque la idea principal es agilizar los trámites, no siempre se va a conseguir. Sabemos que es un proceso muy duro en el que pasarlo; te recomendamos siempre que pongas buena voluntad y que intentes llegar un acuerdo que se considere beneficioso para ambas partes. En un primer momento va ser duro, pero, con el paso del tiempo, todos estaréis mejor.

Ahora ya conoces cómo funciona el divorcio notarial con hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *